Distribuir contido

Marruecos

Distribuir

Distribuir contido

Boa parte do traballo do IGADI plásmase en numerosos artigos e colaboracións en prensa e revistas especializadas.

Para unha mellor clasificación e localización dos actuais 1859 artigos que integran a sección de Análise e Opinión, temos dividido estes nos seguintes apartados temático/xeográficos:

07/10/2013
07/10/2013
El Faro Digital

El 1 de julio de 2011 un total de 13.451.404 marroquíes estaban llamados a emitir su veredicto sobre la nueva constitución. El referéndum sanciona la flamante Carta Magna con un 98,4% de sufragios favorables, según datos del Ministerio del Interior. La tasa oficial de participación se sitúa en el 73%, si bien el número de electores representa apenas un 45% de los más de 21 millones de marroquíes en edad de votar (más de ocho millones y medio de éstos no se han inscrito en las listas electorales). Superado el trámite plebiscitario, 18 semanas después del inicio de las protestas del Movimiento del 20 de Febrero (20-F), Marruecos dispone de una nueva Constitución. El país se apresura ahora para organizar elecciones legislativas anticipadas que sirvan para adaptar las instituciones al nuevo marco legal. Inicialmente se establece que los comicios tendrán lugar el 7 de octubre. Pero esta fecha se retrasa habida cuenta el poco margen acordado para la promulgación de las leyes y decretos que deben regir la cita con las urnas unido a las quejas de formaciones como el Partido para la Justicia y el Desarrollo (PJD, islamista) y la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP, socialdemócrata), que aseguran no disponer del tiempo para preparar sus respectivos programas y campañas.

07/10/2013
07/10/2013
El Faro Digital

En el marco de la llamada “primavera árabe”, que en Marruecos encarnó el Movimiento del 20 de Febrero (20-F), Mohamed VI no tarda en reaccionar ante las demandas de la calle. Muy atento a las evoluciones políticas en la región, sobre todo en Túnez y Egipto, donde las protestas ciudadanas ya se han llevado por delante a Zine El Abidine Ben Ali y a Hosni Moubarak, mutatis mutandis el soberano alauí trata de anticipar eventuales desarrollos no deseados. El 9 de marzo de 2011 el rey se dirige a la nación, mostrándose receptivo a las demandas de la calle y anunciando la hoja de ruta para un “nuevo Marruecos” que debe ser sancionado por una flamante carta magna. Para ello se pone en marcha una Comisión para la Reforma Constitucional (CRC), compuesta por reconocidos juristas, académicos y representantes de la sociedad civil encabezados por el constitucionalista Abdelatif Menouni.

20/09/2013
20/09/2013
El Faro digital

En medio de un clima de revuelta en el mundo árabe, el 20 de febrero de 2011 miles de marroquíes salieron a las calles de las principales urbes del país para reclamar reformas a nivel político, económico y social. De entre todas destacó la marcha de la capital, Rabat, donde 20.000 personas se dieron cita en Bab El Had para dirigirse hacia el Parlamento invocando eslóganes como "monarquía constitucional", "el pueblo quiere cambio", "por una justicia honesta" y "menos corrupción". Al frente de la contestación se situó el - desde entonces conocido como - Movimiento del 20 de Febrero (20-F), que surgió en las redes sociales, instrumento privilegiado por un grupo de jóvenes para debatir sobre las evoluciones políticas en la región. "Somos un grupo de jóvenes que no nos sentimos representados por los partidos políticos", llegó a declarar Nizar Benamate, recién licenciado en periodismo y una de las caras visibles del 20-F en aquel momento. En líneas generales las fuerzas de seguridad se mantuvieron en un discreto segundo plano y apenas sí hubo que lamentar incidentes aislados y daños materiales en Tánger, Marrakech, Larache, Sefrou, Tetuán y Guelmim. La sola excepción fue Alhucemas, donde cinco personas murieron en el incendio de una sucursal bancaria durante las protestas.

20/09/2013
20/09/2013
El Faro Digital

Un 23 de julio de 1999 fallecía Hassan II, erigiéndose en rey su hijo primogénito, que pasa a gobernar como Mohamed VI. Todo parecía indicar que el nuevo monarca daría el definitivo espaldarazo al proceso de apertura iniciado unos años antes, significándose su advenimiento como el despertar de una nueva era en la que cristalizaría el proceso de “transición”. Proximidad geográfica, lazos históricos y vívida realidad mediante, analistas y observadores no dudan en establecer una analogía entre los regímenes monárquicos español y el marroquí. Echando mano de una interpretación harto simplista, se significa que un voluntarista Juan Carlos I, en su calidad de heredero del poder franquista, ha sido el gran artífice del cambio democrático en España, y se espera que Mohamed VI haga lo propio. Así las cosas, con el “gobierno de la alternancia” en liza, hito del cambio de orientación operado por el régimen hassaniano a finales de los noventa, a cuya cabeza se encuentra un socialista otrora condenado a muerte por su oposición al régimen monárquico, Abderrahman Youssoufi, el soberano alauí, que entonces contaba con 35 años de edad, estaba llamado a pasar a la historia como el artífice de la mayor transformación política en la historia de Marruecos.

12/08/2013
11/08/2013
El Faro digital

La amnistía acordada a Daniel Galván Fina, un pedófilo español de origen iraquí, se sitúa en el origen de una de las más incómodas crisis que Mohamed VI ha tenido que gestionar en sus casi tres lustros de reinado. Un grave equívoco cometido en nombre del jefe del Estado que ha suscitado una inusitada ola de indignación que, alimentada por la prensa en línea y las redes sociales, obligó al rey, en último término, a reconocer el error. La concentración convocada el 2 de agosto ante el Parlamento de Rabat para denunciar lo injustificable de la gracia y la subsiguiente represión de las fuerzas del orden, cuyas impactantes y dramáticas imágenes fueron difundidas en tiempo real, recogidas por los más influyentes medios internacionales, terminaron por persuadir a Palacio de la necesidad de reaccionar ante su yerro. Una situación a todas luces inédita en un país donde hasta hace poco la Constitución consagraba la sacralidad del primero de los marroquíes, al margen de toda crítica y cálculo político.

16/07/2013
14/07/2013
El Faro de Ceuta (España)

“(Abdelillah) Benkirane es nuestro (Mohamed) Morsi”, ha afirmado de forma tajante el secretario general del partido Istiqlal (liberal-nacionalista), Hamid Chabat, estableciendo un paralelismo entre el gobierno del islamista Partido para la Justicia y el Desarrollo (PJD, liberal-islamista) en Marruecos y los depuestos Hermanos Musulmanes en Egipto. En declaraciones a un semanario francófono de la plaza el líder del partido de la balanza asegura que “(Benkirane) actúa como el jefe de un clan, no habiendo comprendido que ahora es el jefe de gobierno y no de un único partido, identificado éste con una asociación de predicación”. Una referencia clara al particular modus operandi del histriónico líder islamista y a la ascendiente que sobre el PJD tiene el Movimiento para la Unicidad y la Reforma (MUR), conocido por sus posiciones reaccionarias. 

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais