Distribuir contido

Egipto

Distribuir

Distribuir contido

Boa parte do traballo do IGADI plásmase en numerosos artigos e colaboracións en prensa e revistas especializadas.

Para unha mellor clasificación e localización dos actuais 1915 artigos que integran a sección de Análise e Opinión, temos dividido estes nos seguintes apartados temático/xeográficos:

25/11/2013
19/11/2013
El Faro Digital

Como afirmó uno de los grandes referentes teóricos de las revoluciones y el cambio social, el estadounidense Charles Tilly, la democracia es un lago. Tiene propiedades distintivas y una lógica propia, pero se forma de diferentes modos, cada uno de los cuales retiene trazos de una historia singular. Igual que un lago. Al sur del Mediterráneo la explosión de la denominada primavera árabe evidenció un extraordinario deseo de libertad política y justicia social, además de un total rechazo del autoritarismo, la corrupción y el nepotismo. Estos elementos conformaron el corpus de la revolución que, de forma inclusiva entonces, fundaba un nuevo pacto social ciudadano susceptible de edificar los cimientos de un sistema auténticamente democrático. La rapidez con la que los déspotas fueron desposeídos de su cetro de mando degeneró en euforia, un estado de ánimo de perniciosos efectos, que cegó a los actores directamente implicados en los movimientos a pie de calle, además de a analistas, observadores, estadistas y dirigentes de todo el planeta. Se desatendió el proceso, arduo y complejo, como en cualquier momento transicional, dirigiendo toda la atención al resultado anhelado y relativizando cualquier variable susceptible de empañar la idílica estampa, el pretendido hecho democrático.

25/11/2013
14/11/2013
Atalayar

Al derrocamiento de Mohamed Morsi sucedió un enconado debate sobre la deriva política en Egipto. La deposición del presidente de los Hermanos Musulmanes es vista por unos como un ataque a la democracia, un hurto a la voluntad popular expresada en las urnas. Para otros se trata de un mal necesario a la luz de la deriva sectaria y excluyente adoptada por el islamismo, contraria a los principios de la "revolución". Más allá de la polémica se ha abierto un periodo de incertidumbre e inestabilidad. Una etapa de fractura social y violencia. Las evoluciones son seguidas de cerca por Occidente y de forma particular por el mundo árabe, que tiene en Egipto una suerte de faro, de guía. De ahí que muchos se pregunten si el final de Morsi ha supuesto un golpe fatal para el islam político y su proyecto de sociedad conforme a la religión. De ahí que lo acaecido sea fuente de renovadas esperanzas sobre el devenir de las "primaveras árabes".

26/08/2013
26/08/2013
El Faro Digital

La eliminación política de los Hermanos Musulmanes en Egipto ha sido saludada por el conjunto de petromonarquías del Golfo Pérsico, a excepción de Catar. El país de los faraones aparece como el enésimo frente de batalla entre Riad y Catar, que no han dudado en movilizar ingentes recursos en el marco de su particular contienda por ampliar y consolidar su influencia en la región. Esta variable se antoja fundamental a la hora de abordar la crisis política abierta en Egipto tras la destitución del presidente Mohamed Morsi, el pasado 3 de julio, y su evolución futura.

14/08/2013
14/08/2013
Mundiario (Galicia-España)

Las decenas de muertos en sendas plazas de El Cairo provocadas por el asalto militar y de simpatizantes del golpe contra militantes islamistas del depuesto ex presidente Mohammed Morsi y de la Hermandad Musulmana, son aspectos que parecen revelar los síntomas de una reproducción en Egipto de la guerra civil que vivió Argelia entre 1992 y 2000, precisamente entre islamistas y el estamento militar. Estos síntomas de eventual guerra civil en Egipto se recrudecen ante la impasible mirada de EE.UU y Europa, así como del tácito apoyo israelí al golpe militar, destinado a cortar de cuajo la cooperación existente entre el movimiento palestino Hamas y la Hermandad Musulmana a través de la península del Sinaí.

10/07/2013
09/07/2013
El Faro de Ceuta (España)

Mohamed Morsi se ha mostrado como un político populista, sectario e ineficaz, incapaz de afrontar los retos que enfrenta su país. Se abre ahora un periodo de incertidumbre e inestabilidad, de grandes riegos. En el mejor de los casos se formará un gobierno de unidad nacional que se encargará de poner en marcha un comité para la redacción de una nueva carta magna y convocar elecciones. Los más agoreros evocan un escenario a la argelina, con una escalada violenta que podría degenerar en guerra civil, en un nuevo campo de batalla de la yihad global.

19/06/2013
19/06/2013
Atalayar

El 17 diciembre de 2010 un joven vendedor ambulante tunecino encendió la mecha de un movimiento de dimensiones entonces no mensurables. Esa mañana una agente de policía trató de confiscar la fruta que Mohamed Buazizi vendía. El joven se enfrentó a la agente y dos de sus compañeros lo golpearon, llevándose con ellos su medio de subsistencia. Buazizi fue al ayuntamiento y exigió que le devolvieran lo que era suyo, siendo nuevamente golpeado. Caminó hasta la oficina del gobernador, demandó una audiencia y se la negaron. A mediodía, frente a la reja de éste último, el joven se prendió fuego. Para cuando murió, el 4 de enero de 2011, las protestas iniciadas por el trato a Buazizi en Sidi Buzid se habían propagado a todo el país. Apenas diez días después el presidente Ben Alí era derrocado y el vendedor pasaba a la historia como mártir de la lucha por la dignidad humana, un modelo de determinación para tunecinos y árabes.

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais