Distribuir contido

Deng Xiaoping

Distribuir

Distribuir contido

Boa parte do traballo do IGADI plásmase en numerosos artigos e colaboracións en prensa e revistas especializadas.

Para unha mellor clasificación e localización dos actuais 1960 artigos que integran a sección de Análise e Opinión, temos dividido estes nos seguintes apartados temático/xeográficos:

25/07/2016
25/07/2016
IGADI

            El mundo desarrollado ha pasado a moverse bajo una nueva dicotomía: apertura versus cerrazón. Es decir, apertura al mundo y a una sociedad globalizada o, alternativamente, limitación al libre comercio, rígidas barreras frente a la inmigración y desconfianza frente a lo extranjero. Desde Trump hasta el Brexit, pasando por la mayor parte de las sociedades de Europa continental, el debate político gira en torno a esta dialéctica.

28/08/2014
28/08/2014
El País

China es un país de dinastías. Así se describe su historia. Durante cientos de años estas han modulado su devenir. Incluso en la China republicana, tras el pronto fallecimiento del padre fundador Sun Yat-sen, no faltó quien pretendiera dar vida a un nuevo linaje (el efímero mandato de Yuan Shikai). La China maoísta cortó de raíz los titubeos dinásticos. En una ocasión, el propio Mao ordenó paralizar simbólicamente su tren al paso de la montaña Tai, una de las más sagradas en China, a cuya cumbre ascendían los emperadores para rendir ofrendas al Cielo, a fin de evidenciar que él nunca haría lo mismo. Sus campañas contra las viejas costumbres y las viejas ideas pretendían construir un dique infranqueable contra el retorno de aquel pasado que había conducido a China a la decrepitud y el sometimiento a las potencias extranjeras. No obstante, también la mentalidad imperial acabó dejando su impronta en el propio Mao y muy especialmente en su afán por acaparar el poder absoluto.

25/08/2014
25/08/2014
OPCh

China ha logrado sacar de la pobreza a alrededor de 700 millones de personas en poco más de treinta años y su economía deberá estar ocupando la primacía mundial antes de finales de década. Si bien es sabido que Deng Xiao Ping fue el padre de ese modelo económico, pocos conocen la influencia del fundador de Singapur, Lee Kuan Yew, sobre el mismo.

27/12/2013
27/12/2013
OPCh

Todos hemos oído decir que sin Mao no habría Nueva China. Las conmemoraciones del 120 natalicio de Mao Zedong lo han recordado nuevamente. No obstante, reconociendo que se trata de una “gran figura”, un “gran revolucionario, estratega y teórico proletario”, artífice del “nuevo destino” de una China “rejuvenecida”, el PCCh, en esta conmemoración lo ha bajado del pedestal. No es nada nuevo. Tampoco supone una condena, ni mucho menos. Pero, a la par que la comprensión por las vicisitudes históricas que le tocó vivir y que sin duda influyeron en sus graves errores y sin dejar de reconocer sus éxitos, ya no es “dios”, sino un “ser humano”, como trata de resaltar una serie de TV emitida estos días en horario de máxima audiencia.

26/10/2013
29/10/2013
Praza Pública

O socialismo con peculiaridades chinesas foi impulsado por Deng Xiaoping para innovar, experimentar e ata diluír o maoísmo a partires da armazón inspiradora da revolución triunfante en 1949. En boa medida, con este argumento fóronse recuperando e alargando as políticas ideadas nos anos sesenta do pasado século, no período da chamada “restauración burocrática” tralo fracaso do Gran Salto Adiante. Á vista da evolución da China nas últimas décadas, preguntarse se é capitalista ou socialista, unha obsesión común nos cenáculos occidentais, é pouco menos que absurdo e reproduce as nosas teimas dicotómicas acerca do ben e do mal, do branco e o negro, do ying e o yang, coa diferenza de que en Oriente, aquilo que para nós é contradición que debe resolverse pola vía da imposición do un sobre o outro para eles non é mais que a coexistencia evolutiva dos contrarios. Así, nesta China de hoxe, podemos advertir signos dunha cousa e da súa antítese, economía planificada e mercado, propiedade pública e privada, grandes desequilibrios e grandes esforzos correctivos, liberalismo e ata retromaoísmo.

25/06/2013
23/06/2013
ARA

EEUU y la UE nunca imaginaron que podría perder su hegemonía global en unas décadas cuando Jimmy Carter recibió a Deng Xiaoping en Washington en 1979. Apoyaron la entrada de China en la OMC, efectiva en 2001, soñando conquistar un gran mercado de 1.350 millones de chinos incorporados a una Globalización liderada por Occidente. Algunos analistas apostaron que Pekín daría “un salto democrático” en 2008. Pero en este año olímpico, EEUU fue golpeado por la crisis financiera mientras China dio el salto pero fue político sino “económico”. Pasó a ser la segunda economía mundial en 2010, dejando atrás a Japón y, según el FMI, podría ser la primera en 2016, superando a EEUU.

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais