Distribuir contido

Bo Xilai

Distribuir

Distribuir contido

Boa parte do traballo do IGADI plásmase en numerosos artigos e colaboracións en prensa e revistas especializadas.

Para unha mellor clasificación e localización dos actuais 1895 artigos que integran a sección de Análise e Opinión, temos dividido estes nos seguintes apartados temático/xeográficos:

12/06/2015
13/06/2015
The Huffington Post

La sentencia condenatoria de Zhou Yongkang, ex miembro del Comité Permanente del Buró Político del PCCh, es el punto culminante de la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping, pero la gestión del caso nos remite a la persistencia de las viejas prácticas que el nuevo liderazgo había prometido erradicar.

29/07/2014
29/07/2014
Asiared

El caso Zhou Yongkang

No por esperada, la caída de Zhou Yongkang es menos aparatosa. A los pocos meses de iniciarse la campaña “contra tigres y moscas”, su nombre empezó a sonar. En la tercera sesión plenaria del Comité Central del PCCh celebrada en noviembre de 2013 se dio vía libre a la investigación sometiéndolo a residencia vigilada. Tras cercenar uno a uno todos sus apoyos en la amplia red que había logrado construir desde 2002 en adelante desde el ministerio del interior al que había ascendido desde el sector energético contando con el apoyo de otro líder bajo sospecha, el ex vicepresidente Zeng Qinghong, llegamos a la recta final de un proceso caracterizado hasta ahora por la opacidad más absoluta comúnmente asociada a los habituales secretos a voces de la política china.

22/09/2013
23/09/2013
La Vanguardia

Bo Xilai ha sido condenado a cadena perpetua tras haber defendido su inocencia en el mediático proceso llevado a cabo en China entre los días 22 y 27 de agosto. Pese a las evidencias inculpadoras, no mostró ningún signo de arrepentimiento; todo lo más, admitió negligencia en su gestión, mientras su esposa, Gu Kailai, y su mano derecha, Wang Lijun, tendrían toda la culpa por los crímenes e irregularidades inventariadas. La severa pena impuesta es la que cabía esperar tras el tono de las conclusiones del fiscal y de las interpretaciones del caso en el oficial Diario del Pueblo en una China inmersa en una enésima campaña contra la corrupción.

22/09/2013
24/09/2013
Diario El Correo

La condena a cadena perpetua de Bo Xilai tiene todo el doble valor del escarmiento y el aviso a navegantes. Su juicio fue netamente diferente a otros casos relativamente recientes y similares (Chen Xitong en 1995 o Chen Liangyu en 2007, ambos miembros del Buró Político del PCCh). La transparencia en esta ocasión ha sido mayor y su desarrollo se ha conducido con una flexibilidad capaz de encajar las sorpresas. La primera de ellas, la actitud del propio Bo Xilai, claramente volcado en su defensa frente al acostumbrado reconocimiento de la culpabilidad y las muestras de arrepentimiento de los procesadps. Bo, sin amilanarse lo más mínimo, no pidió perdón y denunció las presiones a que se vio sometido para “confesar” sus crímenes.

09/09/2013
09/09/2013
OPCh

El juicio a Bo Xilai se ha presentado como un doble ejemplo. Primero, de la contundencia de la lucha del gobierno chino contra la corrupción, pudiendo alcanzar a sus máximas autoridades haciendo causa de que todos son iguales ante la ley. Segundo, de una nueva transparencia destinada a mejorar la imagen de la justicia en el país, aquejada en los últimos tiempos por casos justamente de corrupción y clamorosos desaciertos y errores que la han llevado a la picota, pero igualmente de su imagen internacional.

02/02/2013
07/02/2013
Diario El Correo

China se apresta a celebrar la entrada en el Nuevo Año Lunar. Pasada las alegrías de la fiesta, aguarda el juicio de mayor relevancia política de los últimos tiempos. El tribunal correspondiente espera la indicación oportuna para abrir el juicio oral que, a priori y vista la celeridad que les caracteriza, debiera concluir antes de la apertura de las sesiones legislativas de marzo, acomodando así el calendario judicial a las exigencias de la agenda política. 

05/10/2012
08/10/2012

El pasado 28 de septiembre, en paralelo al esperado anuncio de la fecha de apertura del XVIII Congreso del PCCh, las autoridades chinas dieron a conocer la expulsión de Bo Xilai del PCCh y de todo cargo público, siendo entregado a las autoridades judiciales ordinarias para su procesamiento, desprovisto ya formalmente de cualquier amparo partidario. La citada sanción de expulsión debe ser ratificada por el pleno del Comité Central que debe celebrarse en los días previos a la apertura del décimo octavo congreso.

15/09/2012
19/09/2012

Entre normalidad e incertidumbre en vísperas del XVIII Congreso del PCCh

Conforme se aproxima la celebración del XVIII Congreso del Partido Comunista de China (PCCh), dos dinámicas paralelas parecen afianzarse. De una parte, al ritmo oficial, todo parece desarrollarse con plena normalidad. Dándose por desactivado el caso Bo Xilai y encauzada su gestión por la vía judicial y disciplinaria, la definición del asunto central del congreso fue abordada por el presidente Hu Jintao en un discurso pronunciado el 23 de julio ante la elite funcionarial del país. Si en 2007 fue la democracia, en 2012 sería el turno de la equidad, esperemos que con mejor fortuna que aquella, eternamente sumida en malabarismos retóricos. Por otra parte, la concreción de las personas que conformarán el núcleo de la quinta generación de líderes del país debió pactarse en el cónclave de agosto celebrado en el balneario de Beidahe, donde se habría dado forma a cierta refundación del consenso en una reunión alargada de la cúpula del país. Esta normalidad se acentuaría con la observación atenta de la agenda interna e internacional. En la primera, la reciente multiplicación de giras de los máximos dirigentes por las provincias chinas trasladaría ese mensaje de unidad a la multitudinaria base orgánica del PCCh. La calma vendría igualmente ratificada por la reiteración de viajes internacionales de las primeras figuras del país.

20/08/2012
21/08/2012
Diario El Correo

Gu Kailai ya tiene sentencia; Bo Xilai, en lista de espera

Conocida la sentencia recaída en el proceso contra Gu Kailai, nos falta por saber ahora el dictamen de la investigación interna contra su esposo, Bo Xilai. Aunque oficialmente el Partido Comunista de China (PCCh) ha tratado de deslindar ambos procedimientos, lo cierto es que forman parte de un mismo proceso con dos lecturas: penal y disciplinaria, y política. En el caso de Gu Kailai, a sabiendas del interés público provocado dentro y fuera del país, se ha extremado la observación del procedimiento en primer lugar para dar satisfacción a los familiares del británico fallecido. Podría pensarse que fue incluso “ejemplar”, a la vista de algunas manifestaciones de transparencia, no habituales en otros casos. No obstante, ha llamado la atención la ausencia de detalles respecto a la magnitud y formas de los negocios familiares, un asunto probablemente más engorroso para el PCCh que la propia muerte de Neil Heywood, poniendo bajo sospecha a buena parte de los máximos dirigentes del país y sus linajes. De haber trascendido, a buen seguro ofrecería luz sobre los entresijos de las corruptelas financieras y repartos de dominio en la cúpula del poder chino, con árboles genealógicos de gran frondosidad. Por otra parte, debe significarse el hecho de que el juicio se llevara a cabo en Hefei, capital de la provincia de Anhui, la de origen de Hu Jintao, un hecho que no puede considerarse casual. Cabe imaginar igualmente que la suspensión de la condena a muerte forma parte de una negociación previa a la vista del anuncio de que no habrá recurso alguno.

Tempo exterior: Revista de análise e estudos internacionais