China e o mundo chinésVolver a TitularesVolver a China e o mundo chinés
Los fondos soberanos de inversión de China
Julio A. Díaz Vázquez (OPCh, 22/11/2010)

Versión para imprimir

 

Como muestra el anexo nro. 1, los países del Golfo Pérsico, China y Singapur lideran la  concentración de los recursos financieros comprometidos en fondos soberanos. Así, en el proceso de globalización del capital canalizados a través de estos medios, China tenia involucrados, a finales del 2009, unos 928 mil millones de dólares, los que representaban el 24% del total de los 3 billones 800 mil millones de dólares contabilizados en la economía internacional. Cuatro (ver tabla 1) son las instituciones que, sin contar la Cartera de Inversiones de la Autoridad Monetaria de Hong Kong, ha creado China; y  presentan perfiles propios muy heterogéneos.

Tabla 1

Fondos Soberanos de Inversiones de China

  Año de Fundación

Nombre del fondo

Activos en millardos USD

Índice de transparencia*

s/f

Comisión Estatal de Administración de Divisas (CEAD) 

347.1

2

2007

Corporación de Inversiones de China (CICh)

288.8

7

2000

Fondo Nacional de Seguridad Social (FNSS)

146.5

5

1993

 

Cartera de Inversiones de la Autoridad Monetaria de Hong Kong (CIAMHK)

 

139.7

8

2007

Fondo de Desarrollo China-África (FDCh-A)

5.0

4

Fuente: Datos recopilados por el Autor. *El Índice de transparencia es el Linaburg-Maduell Transparency Index del Sovereigh Wealth Fund  Institute, cuyo rango va de 1 a 10

 

La Comisión Estatal de Administración de Divisas

La Comisión Estatal de Administración de Divisas (CEAD), - en inglés, State Administration of Foreign Exchange (SAFE) - aunque se clasifica cómo un fondo soberano, por sus disimiles funciones, rebaza la conceptualización generalizada aceptada para dichos medios.  Esta entidad es fiscalizada por el Banco Popular de China (BPCh). Su función primordial es la de ejercer el control de las operaciones comerciales e inversiones – internas y externas – realizadas en divisas por las compañías, holding, empresas, etc.;  incluye intervenir en todo lo que atañe a sus regulaciones e implica establecer los contingentes a desembolsar por los inversores corporativos dentro y fuera de China. Además,  tramita todo lo referente a las reservas de oro, divisas y otros valores del país.

Por otra parte, la CEAD –SAFE-- se erige en el instrumento que gestiona todo lo relacionado con los rubros asociados a las divisas; además, debe asegurar la ejecución de inversiones u operaciones con un alto grado de retorno que permitan dar respuesta a las  demanda de divisas del país. No todas sus operaciones se ajustan a este entorno, al realizar negocios que involucran la adquisición de acciones minoritarias en bancos y sociedades que explotan recursos naturales, en lo fundamental, aquellos que implican a los hidrocarburos.

Debe agregarse que la CEAD – SAFE -- tiene la casi totalidad de los valores adquiridos en activos que rinden renta fija, como por ejemplo, bonos del tesoro de Estados Unidos. Sin embargo, esto no ha excluido la participación en minoría en compañías, empresas y entidades financieras foráneas. También posee una filial en Hong Kong – la SAFE Investment Corporation – que le ha servido para efectuar inversiones en acciones de renta móvil en el extranjero. 

Los recursos que la CEAD  --SAFE -- destina a inversiones son autorizados por el Consejo Estado – Consejo de Ministros -, aunque debe señalarse que la suma total que tramita esta agencia no se conoce con exactitud, como tampoco los retenidos en cartera. Para algunos especialistas, esta entidad tiene inmovilizados el 70% de sus fondos en bonos del tesoro de Estados Unidos. Así, no faltan investigadores que interpretan la política de comprar acciones como resultado de su posible sobrefinanciación; e igualmente,  son restringidos los estímulos para adquirir más deuda soberana que no reduzcan riesgos ni optimice las repatriaciones de beneficios.

En este sentido la creación de Corporación de Inversiones de China (CICh -2007) – se verá más adelante --, tuvo como uno de sus objetivos centrales, liberar a la CEAD –SAFE -- de invertir en valores en cartera de renta variable. Aquí, posiblemente, desempeñó papel decisivo el considerar el alcance político contenido en las inversiones en fondos soberanos; y por ello, el Consejo de Estado consideró necesario que dichas fondos no se ejecutaran por la institución encargada de gestionar todo lo relativo a las divisas.  

Mediante este nuevo organismo, al asumir las funciones de un real fondo soberano, quedaban superados los obstáculos que suponen los filtros regulatorios y normativas que han establecidos terceros países para acceder a este tipo de recursos financieros. A la vez, la CICh quedó encargada de dar forma a los planes de inversión a largo plazo. Con el despliegue de ambas instituciones y delimitadas sus funciones con cierto grado de especialización, la política inversora de la CEAD –SAFE --, quedó uncida a la política de los tipos de cambio estipulada por el país. A partir de los márgenes que el manejo de tal política  admita, la entidad se concentraría en diversificar las reservas de divisas, así como reemplazar activos fijos – bonos del tesoro, deuda pública, etc. – por otras monedas libremente convertibles. 

Sin embargo, vale destacar que, en teoría, tanto la CEAD –SAFE- como la CICh tienen capacidad para incursionar en cualquiera de los tipos de activos que circulan en la economía internacional, aunque siempre supeditados al control de los respectivos consejos administrativos.

Así, la CEAD  --SAFE – en el mercado financiero de Londres ha logrado tener  una sensible presencia. Entre otras, destacan las intervenciones minoritarias en la Bristish Petroleum (PB) por 2 mil millones de dólares, el 0,9% en la Royal Dutch Shell, el 0,7% en seguros en Aviva, en minería BHP (Billiton) y Río Tinto, en gas natural BG Group, en venta al detalle Tesco, en alimentación Cadbury, en servicios financieros la Prudential, el Bank  Scotland, el Barclays,  el Commonwealth Banco of Australia, y el New Zealand Banking Group. Además,  invirtió 2 mil 500 millones de dólares en la firma de capital a riesgo Texas Pacific Group (TPG), así como en la sociedad hipotecaria estadounidense Freddie Mac and Fannie M. También toma parte con el 1,3% de acciones por  valor de 2 mil millones de dólares en la petrolera francesa Total. 

Finalmente, la práctica ha venido constatando que la mayoría de lo invertido en el extranjero por la CICh corresponde a activos de renta variable; mientras que los desembolsos de CEAD –SAFE - se dirigen a los medios que aportan renta fijas. Asimismo, una observación ampliamente difundida señala que, tanto CEAD –SAFE – como el BPCh, no llenan los requisitos de apertura y transparencia aceptados en los estándares internacionales. En cambio, CICh parece ajustarse en mayor medida a las normativas que rigen en la economía internacional.  

La Corporación de Inversiones de China

En (3/2007) el Primer Ministro Wen Jiabao anunció la creación de una nueva institución inversora.  El (9/2007) se fundó la Corporación de Inversiones de China (CICh), con el objetivo de contribuir a diversificar y optimizar los reembolsos de las inversiones en divisas. La cartera incluye activos en países industriales y subdesarrollados, hedge funds, deudas soberanas, adeudos corporativos, fondos inmobiliarios, commodities y otros valores. Se organizó con la aprobación del Ministerio de Finanzas (MF) con una reserva inicial de 200 mil millones de dólares.

 El mayor reto de la entidad consiste en renovar el portafolio inversor reduciendo la dependencia de los bonos del tesoro estadounidense. Por otro lado,  hay que señalar que la tendencia a la apreciación del yuan respecto al dólar, ocasiona una pérdida en términos de valor de las reservas de divisas lo que, a su vez, exige un manejo más eficiente de dichos recursos.

El fondo constitutivo se dividió en tres porciones iguales. Una, fue destinada a invertir en activos foráneos.  Otra,  para recapitalizar el Bancos Agrícolas de China (BACh) y el Banco de Desarrollo de China (BDCh). La última se empleó en adquirir, a valor en libros, la Central Huijin Investment Ltd. Esta institución nació en el 2003 aupada por el Consejo de Estado para inyectar capital al sistema financiero; los recursos fueron dirigidos a tres de los cinco principales bancos chinos: El Banco Industrial y Comercial de China (BICCh), el Banco de China (BCh) y el Banco de la Construcción de China (BCCh).

Los fondos de CICh se han elevado (2009) hasta  los 290 mil millones de dólares;  respecto al grado de transparencia reflejado en sus operaciones, el índice que alcanza se eleva a 7 (ver tabla 1). Esta institución desarrolla sus actividades siguiendo parámetros de rendimientos, lo que significa que debe aportar dividendos que compensen el valor de los fondos que fueron emitidos en el momento de su creación.

La CICh realiza sus inversiones a través de diferentes canales. Uno de ellos es la Central Huijin. Inicialmente, esta entidad fue adscripta a la CEAD – SAFE -; en (12/2007) el MF la adscribió al Banco Popular de China (Banco Central) y la trasladó, siguiendo lo dispuesto por el Consejo de Estado a la CICh. Central Huijin cumple sus funciones de supervisión y otros derechos en las compañías y empresas nacionales representando al Gobierno. Aquí se incluyen, entre otras organizaciones, a los cinco grandes bancos de China.

Otro de los conductos que utiliza CICh para sus operaciones externas es el Stable Investments Corporation. Por lo general, esta filial sirve de vehículo para invertir en operaciones de corto plazo, con preferencia en los mercados monetarios. También ha dado lugar a la creación de sujetos inversores independientes como la Beijing Wonderful Investments; encargada de la gestión de activos específicos en organizaciones financieras internacionales. Como fue dicho anteriormente, las razones que mueven sus actividades en el exterior se catalogan de estrictamente comerciales. A la vez, el  monto de recursos que posee la CEAD –SAFE – es muy superior al de la CICh (ver cuadro 1).

 Sí bien la CEAD –SAFE – es percibida como una extensión del Gobierno de China; por el contrario, la CICh incursiona en la economía internacional en calidad de socio neutral que no participa en las decisiones de largo plazo en aquellas instituciones en las que interviene como inversor. Aunque, la mayoría de los desembolsos de capital que ha realizado las ha canalizado hacia las compañías y empresas nacionales, destacándose, entre otras, el poseer más del 59% de capital accionario del BCCh; y en BCh  casi el 68%; algo más del 35% en el Banco de Industria y Comercio de China (BICCh) y el 50% BACh.

La CICh, entre los desembolsos realizados en el exterior, significativa relevancia alcanza el casi 13%  que posee en la firma de servicios financieros Blackstone; la cifra cercana a los 5 mil millones de dólares – acciones que rozan el 10% -- en el Morgan Stanley; lo invertido en la compañía VISA, ascendente a 100 millones de dólares, así como los ejecutado en JC Flowers & Co., por valor de 4 mil millones de dólares. Fuera de la esfera financiera se inscriben los 100 millones de dólares que invirtió en la empresa de Hong Kong, China Railways.

Por otra parte, la CICh ha incursionado, aunque con suscripciones minoritarias de acciones en marcas reconocidas de Estados Unidos. Entre ellas, son relevantes la Apple, Coca Cola, Jhonson & Jhonson, Motorota, VISA, etc. El valor de tasación de lo invertido en compañías de Norteamérica se situaba en los 9 mil 600 millones de dólares. En el 2008 y 2009 la CICh reportó repatriación de tasas de ganancias de casi el 7% y el 10% respectivamente. Resultados que se vieron empañados por las pérdidas de 2 mil 200 millones de dólares por la quiebra de Blackstone y los 4 mil millones por el derrumbe de Morgan Stanley.

Finalmente, la CICh está sometida a un ciclo de reajustes que debe desembocar en modos y estilos más estrictos para desarrollar sus actividades en el exterior.  Proceso que servirá para elevar su presencia en los mercados de capital que, cada vez, se vuelven más sofisticados y exigentes. Con ello, contribuirá no solo a potenciar el papel y la presencia de China en el desempeño y uso de sus fondos soberanos de inversión,  sino también, a perfeccionar y ganar en eficiencia en presencia de condiciones y tendencias de cotizaciones alcistas, o a la baja, en los  flujos de los capitales internacionales.

El Fondo Nacional de Seguridad Social 

A  fines del 2008 en China se estimaba que, protegidos por un sistema de seguridad social de alcance nacional, se hallaban unos 164 millones de personas. Así, en el año 2000, previendo el envejecimiento de la población fue fundado el Fondo Nacional de Seguridad Social (FNSS) – NSSF por sus siglas en inglés --, que tiene como objetivo central acumular una reserva de carácter estratégico que permita al Gobierno Central dar respuesta en el futuro, a los gastos de la seguridad social. En el 2005 el FNSS disponía de fondos por valor de 25 mil millones de dólares que, en lo fundamental, provenían de retribuciones fiscales gubernamentales, saldos cubiertos por contribuyentes estatales y privados, así como rendimientos de  las inversiones realizadas con recursos del fondo.

El FNSS – NSSF- inicialmente dirigió sus inversiones, en su gran mayoría, a la economía nacional. Sin embargo, después que los MF, el de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el BPCh dictaron regulaciones provisionales que autorizaron invertir fondos en el exterior, el Fondo ha realizado negocios en economías emergentes y en países industriales. La primera  partida incluyó realizar desembolsos por valor de 1 mil 100 millones de dólares, desglosados en 800 millones para inversiones en el exterior y 300 millones de dólares en activos de rendimientos fijos.

De acuerdo con las regulaciones en vigor el FNSS –NSSF-dispone para invertir en el exterior, los ingresos en divisas que se originan por los retornos obtenidos en las bolsas  de  valores extranjeras y la de Hong Kong. En correspondencia con lo normado el Fondo estipula un tope del 20% de sus recursos para invertir en el extranjero. En (2/2009) lo desembolsado en operaciones externas no superaba el 6% del total de sus recursos disponibles. 

Sin embargo, el FNSS –NSSF – presenta características muy particulares en el modo como opera. Primero que todo, no participa directamente en la gestión inversora; lo hace a través de gerentes debidamente autorizados. Las inversiones que realiza externamente no están sujetas a rigurosos controles de transparencia. Además, a  pesar  de la crisis financiera que estremece a la economía internacional, el FNSS –NSSF- a dado a conocer que continuará invirtiendo en acciones y valores extranjeros.

Finalmente, en la política económica de poner todos los recursos inversionistas en función del desarrollo de las fuerzas productivas, el (8/2008) se hizo público que el Fondo se uniría con otras instituciones para movilizar medios financieros por valor de 730 millones de dólares; y en (10/2008) adquirió participación por un monto de 2 mil 900 millones en el BDCh. Además, desembolsó unos 1 mil 500 millones de dólares en acciones individuales en el Banco de Comunicaciones de China (BCCh), en el BICCh y en la Jinghu High Speed Corporation. Además, (2008) destinó medios inversores en cinco compañías inmobiliarias; y en (2009) en la China Nacional Materials Co. Ltd.  

Por otra parte, siguiendo la política que diversifique y optimice el empleo de los recursos capitalizables, el (12/9/07) se estrenó una segunda opción, el fondo Inversionista Institucional Doméstico Calificado (IIDC) – Qualified Domestic Institutional Investor (QDII), siglas en inglés --, patrocinado por la Southern Fund Management Co. Ltd., e investida de prerrogativas para invertir en  los mercados de valores internos, Hong Kong e internacionales. Será dirigido por una de las principales compañías gestora del país, la China Asset Management Co. Ltd. (ChinaAMC). La positiva acogida que recibió el Fondo se reflejó en el volumen de suscripciones recibidas que superaron los 4 mil millones de dólares.   

El Fondo dirigirá sus acciones inversoras hacia los mercados externos de la parte continental de China, Estados Unidos, Europa, Japón, Hong Kong, así como a otras regiones y países emergentes. Al menos, el 60% de los recursos se destinará a la adquisición de acciones ordinarias, y alrededor de un 30% a títulos de la  Bolsa de Hong Kong. Entidades como los IIDC al seguir la ruta de los bancos comerciales al incursionar en la toma de valores en plazas situadas en ultramar, se convierten en un mecanismo para atemperar la presión para la reevaluación del yuan, al contribuir en la reducción excesiva de la liquidez en el mercado bursátil del país.

La China AMC, teniendo a T. Rowe Price Group como consultora ocupa a más de 40 expertos en la gestión inversora en el exterior, enfocada a los mercados bursátiles. En principio, fueron seleccionados 48 países y regiones como candidatas a invertir, enfocadas hacia las acciones cotizadas en el mercado de Hong Kong fondos globales. A estos fines dedicará un máximo del 30% de la cuota fundacional; otra parte más pequeña financiará la compra de bonos en el extranjero. La Southern Fund, tiene su sede en la sureña ciudad de Shenzhen.   

Por este mecanismo de autorizar estatus independiente para las IIDC  -QDII – se diversifican las inversiones en la economía internacional, al tiempo que se diversifican los riesgos. A su vez, invertir en plazas cuyas monedas se aprecian con relación al yuan, se vuelve un medio para evadir las pérdidas originadas por las variaciones en el tipo de cambio.

Debe agregarse que está permitido por la Comisión Reguladora de China (CRVCh)  otorgar el estatus de IIDC a toda firma administradora de fondos que posea activos efectivos por un monto de 26 millones de dólares, y más de dos años de experiencia operativa. Igualmente, a los agentes bursátiles con recursos netos de 120 millones de dólares, y más de un año en prácticas administrativas de recursos inversionistas. 

Finalmente, al concluir el 2008, en China, cerca de 20 firmas administradoras de fondos se ajustaban a los estándares fijados por la CRVCh. Además, se habían aprobado cuotas por un monto de 20 mil 500 millones de dólares para invertir en el exterior: 14 mil 800 millones de dólares para 19 bancos; 5 mil 200 millones de  dólares para cuatro compañías de seguros; y 500 millones de  dólares para una compañía de administración de fondos.

Fondo de Desarrollo China-África

Aunque los vínculos China-África tienen una larga data, un nuevo escalón fue abierto en el año 2000, al ponerse en marcha el Foro de Cooperación China-África (FCChA), -- FOCAC, por sus siglas en inglés—que reúne a los 50 países con los que China tiene establecidas relaciones diplomáticas. En el III encuentro (Beijing, 11/2006), se trataron, entre otros, temas de comercio, inversión, concesión de préstamos y condonación de deudas. También fue acordado crear un fondo para promover las inversiones chinas en la región y el comercio bilateral. Además, el encuentro Ministerial sirvió para  actualizar la estrategia y fortalecer la posición e influencia de China en el Continente.

Así, en el 2007 fue creado el Fondo de Desarrollo China-África (FDChA) – CADFund, siglas en inglés-, con el objetivo de apoyar y animar al tejido empresarial del país asiático para que invierta en África. Fue uno de los resultados del foro China-África  (11/2006); la primera aportación la hizo el Gobierno chino a través del BDCh con una aportación de 1 mil millones de dólares; cantidad que posteriormente se elevó hasta los 5 mil millones de dólares.

Los propósitos centrales del  FDChA - CADFund – están encaminados a invertir en proyectos a mediano y largo plazo a realizarse en África por parte de las empresas chinas. En este sentido el Fondo no asigna a ningún país africana en particular  recurso alguno; sino que depende de proyectos concretos, coordinados a partir de ventajas mutuas. En lo fundamental, tienen que ser propósitos que abarquen la esfera industrial,  la agricultura, manufactura, infraestructuras y explotación de recursos naturales. La forma de participación es amplia y contempla desde la cooperación hasta la adquisición de empresas.

Sin embargo, con independencia de la corta existencia del FDChA – CADFund -, este ha contribuido a crear una plataforma de positivo arribo para un número importante de  empresas chinas en África. Así, (3/2009) fue abierta en Sudáfrica - primer socio comercial de China junto con Angola en el Continente -, la primera oficina del Fondo en tierra africana. Se conoce que por esta vía de colaboración se han gestionado más de 20 proyectos de inversión, con desembolsos valorados en casi 400 millones de dólares. Dentro de esos planes cabe destacar una plantación de algodón e instalaciones de tratamiento de desechos en Malawi; una central eléctrica en Ghana; una fábrica de vidrio en Etiopía y fueron establecidas zonas francas en Egipto y Nigeria.

Finalmente, al constatar la experiencia de China en el empleo de los fondos soberanos de inversiones, lo primero que salta a la  vista es que, tanto la Comisión Estatal de Administración de Divisas (CEAD) – SAFE-, como la Corporación de Inversiones de China (CICh), presentan motivaciones y restricciones que las diferencian de otras prácticas. Organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización de Cooperación y Desarrollo Europea (OCDE), han pautado normas multilaterales encaminadas a facilitar los flujos internacionales de capitales, y a la vez, limar las reticencias que los países receptores, en ocasiones, esgrimen ante la presencia de recursos movidos a través de los fondos soberanos de inversiones.

En realidad, CICh fue estatuida para diversificar el grueso de las reservas de divisas del país, así como salvar las reticencias que oponen los receptores de inversiones provenientes de fondos soberanos, realizados por  entidades como CEAD –SAFE-, y otras similares. El acceso de CICh a compañías extranjeras, al respetar los estándares aceptados internacionalmente, ciñe sus actividades a objetivos puramente comerciales.
 
Por otro lado, redundando en la transparencia que la CICh le imprime a sus actividades, formó (2009) un Comité Consultivo Internacional integrado por un expresidente del Banco Central de Brasil, un antiguo ministro de asuntos exteriores, comercio e industria de Canadá, y un alto directivo de Goldman Sachs, un pasado presidente del Banco Mundial (BM) y un académico y fundador del fondo soberano inversor de Noruega.   

Por último, la CEAD –SAFE- desempeña determinado papel en la diversificación de las reservas de divisas, fundamentalmente, a  través de la adquisición de deuda pública, y el margen prudencial que facilite la política cambiaria de China. Esto permite a la entidad  sustituir bonos del tesoro estadounidenses por títulos similares emitidos por otros países.

Así, lo apuntado sugiere que las funciones de CICh y las de CEAD –SAFE—no compiten entre sí, con independencia que sus fronteras no estén lo suficientemente delimitadas. En resumen, la CICh debe conseguir beneficios para hacer frente al coste de la deuda emitida para su financiamiento. Mientras, la CEAD –SAFE- requiere materializar sus desembolsos de modo que sean convertibles y aporten liquides para hacer frente a las necesidades de divisas del país. 

Este trabajo forma parte de un proyecto más ambicioso que desarrolla el Autor, y contempla, entre una de sus partes, una recopilación de las inversiones de China  en el exterior. El objetivo está dirigido a seguir el curso de la afluencia inversionista de China por regiones: Asia-Oceanía, África, Europa-Rusia y Asia Central-Medio Oriente. América se agrupa en Estados Unidos-Canadá y América Latina-Caribe. Como epílogo, se incluye una visión de las relaciones económicas sino-cubanas.

 

 
 
Anexo 1

Principales Fondos Soberanos

País

Nombre del fondo

Millones de dólares en activos

Año de fundación

Ratio fondos soberano reservas de divisas

Índice de transparencia

Argelia

Revenue Regulation Fund

$47

2000

0.3

1

Australia

Australian Future Fund

$59.1

2004

1.8

9

Azerbaiyán

State Oil Fund

$14.9

1999

0.6

10

Bahréin

Mumtalakat Holding Company

$14

2006

2.9

8

Botsuana

Pula Fund

$6.9

1996

0.7

1

Brasil

Sovereign Fund of Brasil

$8.6

2009

nil

new

Brunei

Brunei Investment Agency

$30

1983

 

1

Canadá

Alberta's Heritage Fund

$13.8

1976

0.4

9

Chile

Social and Economic Stabilization Fund

$21.8

1985

0.9

10

 Timor Este

Timor-Leste Petroleum Fund

$5.0

2005

n/a

6

France

Strategic Investment Fund

$28

2008

0.2

new

Indonesia

Government Investment Unit

$0.3

2006

X

X

Irán

Oil Stabilisation Fund

$23.0

1999

0.2

1

Irlanda

National Pensions Reserve Fund

$30.6

2001

36.6

10

Kazakstán

Kazakstán National Fund

$38

2000

1.1

6

Kiribati

Revenue Equalization Reserve Fund

$0.4

1956

n/a

1

Kuwait

Kuwait Investment Authority

$202.8

1953

10.6

6

Libia

Libia Investment Authority

$70

2006

0.8

2

Malaysia

Khazanah Nacional

$25

1993

0.3

4

Mauritania

National Fund for Hydrocarbon Reserves

$0.3

2006

X

1

New Zelanda

New Zelanda Superannuation Fund

$11.4

2003

0.8

10

Nigeria

Excess Crude Account

$9.4

2004

0.2

1

Noruega

Government Pension Fund Global

$445

1990

8.8

10

Omán

State General Reserve Fund

$8.2

1980

0.3

1

Qatar

Qatar Investment Authority

$65

2005

8.6

5

Rusia

National Welfare Fund

$168.0*

2008

0.4

5

Saudí Arabia

SAMA Foreign Holdings

$432
$288.8

n/a

1.1

2

Saudí Arabia

Public Investment Fund

$5.3

2008

nil

3

Singapur

Government of Singapore Investmen t Corporation

$247.5

1981

1.4

6

Singapur

Temasek Holdings

$122

1974

0.7

10

South Corea

Corea Investment Corporation

$27

2005

0.1

9

Trinidad & Tobago

Heritage and Stabilization Fund

$2.9

2000

n/a

5

UAE - Dubái

Investment Corporation of Dubái

$19.6

2006

1.8

4

UAE -Abu  Dabi

Mubadala  Development  Company

$13.3

2002

0.3

10

UAE-Abu Dabi

Abu Dabi Investment Authority

$627

1976

13.9

3

UAE-Abu Dabi

Internacional Petroleum Investment Company

$14

1984

n/a

n/a

UAE-Ras Al Khaimah

RAK Investment Authority

$1.2

2005

X

3

US - Alaska

Alaska Permanent Fund

$35.5

1976

0.5

10

US - Wyoming

Permanent Wyoming Mineral Trust Fund

$3.6

1974

nil

9

US-New México

New Mexico State Investment Office Trust

$12.9

1958

0.2

9

Venezuela

FEM

$0.8

1998

nil

1

Vietnam

State  Capital  Investment  Corporation

$0.5

2006

0.1

4

 

Total Oil & Gas Related

$2306.0

X

X

X

 

Total Other

$1532.7

X

X

X

 

TOTAL

$3838.7

X

X

X

Datos Recopilados por el Autor.

 

 

Dr. Julio A. Díaz Vázquez
Profesor Titular, Centro de Investigaciones de Economía Internacional, Universidad de La Habana. Colaborador del Centro de Estudios sobre Asia y Oceanía .

 
Volver a TitularesVolver a China e o mundo chinés



Ir á páxina de inicio
Instituto Galego de Análise e
Documentación Internacional
www.igadi.org

ÚLTIMA REVISIÓN: 23/11/2010


Subir

 

Subscríbete á lista de correo do Igadi e recibe notificación das novas
informacións, artigos, documentos, convenios, publicacións, etc, que ofrece
o Igadi na súa páxina web Igadi na Rede.


Para comprender o Mundo desde aquí ...
... para proxectar a Galicia no contexto internacional.

   

Apúntate en: http://www.elistas.net/lista/igadi/alta